El Observatorio Europeo del Cannabis pide a los partidos la regulación inmediata del CBD

El Observatorio Europeo del Cannabis pide a los partidos la regulación inmediata del CBD

La Junta Directiva del Observatorio Europeo del Cultivo y Consumo de Cannabis (OECCC) ha presentado el informe “Licencias para cultivo de cannabis, análisis a partir de las últimas informaciones dadas por AEMPS”. Destaca la falta de transparencia, y que las respuestas del Gobierno son contradictorias y no existe un procedimiento administrativo claro que proporcione igualdad de oportunidades.

EL OECCC presentó este informe antes las instalaciones de Monsanto Cartagena, por haberles narrado distintas fuentes que allí se cultiva el cannabis de la única licencia que se ha concedido para la producción y exportación de cannabis con mas de 0.2% de THC. La licencia fue concedida a Alcaliber, se traspasa a Linneo Health en el proceso de venta de Alcaliber al fondo británico GHO, que opera desde el paraíso fiscal de las islas Caimán. Con esta presentación el OECCC quiere destacar la opacidad absoluta en que se mueve el proceso de concesiones. El informe se ha entregado también a los principales grupos políticos, solicitándoles una ley de cannabis medicinal completa e integral, con sitio para las personas.

Ya se están concediendo licencias, ya existen unas pautas mínimas, ahora solo falta cumplir con el ordenamiento jurídico. Es decir, que la administración, como es su obligación, establezca un procedimiento administrativo debidamente delimitado para que cualquiera de las empresas que quieran desarrollar estos proyectos, lo puedan hacer en igualdad de condiciones y dentro de un margen que aporte la transparencia y la seguridad jurídica debida. Asimismo, para todo ello, lo que podría ser un adelanto para la gestión de una regulación sobre el cannabis en general, se debería crear un organismo administrativo para la gestión de todas las licencias relacionadas con el cannabis.

A pesar de las recientes recomendaciones de la OMS a la ONU, de 24 de enero de 2019, sobre las evidencias de que el cannabis está clasificado inadecuadamente en las listas de los convenios internacionales, no se permite el autocultivo de los usuarios medicinales que siguen sufriendo procedimientos penales, sanciones por tenencia y conducción e incluso en algunos caso penas de prisión. Al mismo tiempo, se autoriza, en régimen de oligopolio, el cultivo a grandes compañías, algunas de ellas internacionales u operadas desde paraísos fiscales, con criterios poco claros. El OECCC solicita que se acabe esta paradoja con una ley del cannabis medicinal, clara, transparente y que incluya el autocultivo medicinal, así como la tenencia y uso de cannabis medicinal. ¡Primero las personas, luego las empresas!

Puedes leer la nota completa haciendo click aquí.

Compartir

Cerrar menú